EN LAS NOTICIAS

¿Puede rechazar una prueba de alcoholemia?

¿Puede rechazar una prueba de alcoholemia?

You had a few drinks at the bar, and now you’re heading home. But, you see flashing lights in your rearview mirror and know you’re being pulled over. The officer who pulls you over believes you are driving erratically. He or she wants to know if you drank any alcoholic beverages. You decline the officer’s request for a breath test to determine your blood alcohol concentration (BAC) because you know you’re likely above the legal limit. You also know that results showing intoxication could be used against you later in court. So, what’s next? Can you refuse a breathalyzer? What happens if you refuse to undergo a blood alcohol test in Phoenix? What about if you’re facing an DUI extremo Arizona charge?

Refusing Blood Alcohol Test in Arizona

In Arizona, submitting to a breathalyzer test is not required unless the officer obtains a warrant. If the driver says no, they won’t like what happens next. A driver’s license suspension of at least one year is the immediate consequence for refusing a breathalyzer test.

This happens even if the person is not convicted of DUI. Simply refusing to take the breath test results in the driver’s license being suspended.

¿Puede rechazar un alcoholímetro?

Driving on an Arizona road or highway gives your “implied consent” to blood, breath, or chemical testing to determine your blood alcohol content (BAC) if you are stopped for a suspected DUI or DWI. You always have the option to withdraw your consent, and you can refuse a breathalyzer, but refusing has serious consequences. Losing your driving privileges and possibly facing jail time are just a few possible drawbacks.

Rechazar la prueba en la carretera y, en su lugar, solicitar una prueba de alcoholemia o de sangre en la comisaría es otra opción. Si es arrestado bajo sospecha de DUI / DWI, esto puede ser lo mejor para usted. Tan pronto como se le cobre, llame a un Abogado de defensa criminal en Phoenix en Ybarra Maldonado & Alagha Law Group.

Leyes de consentimiento implícito en Arizona

Como en muchos otros estados, Arizona tiene una ley de consentimiento implícito que debes conocer. En esencia, si se sospecha que conduce en estado de ebriedad y un oficial de policía lo detiene, acepta someterse a una prueba de sobriedad. Esto significa que simplemente ponerse al volante significa que está de acuerdo con las pruebas de aliento, sangre u orina. Sin embargo, es importante tener en cuenta que un oficial necesita una causa probable por la que conducía bajo los efectos del alcohol antes de requerir una prueba.

Typically, you’re arrested immediately if you refuse to do a sobriety test. Refusing multiple tests in a row or having even minor charges, such as disorderly conduct, could result in higher fines and a license suspension. Furthermore, if the police discover you were driving with a BAC above the legal limit, you face a DUI charge and its own set of fines and penalties.

Can you refuse a breathalyzer? Yes, however, the police may issue a search warrant if you resist a sobriety test. This allows them to conduct a blood test with or without your agreement, using force if needed.

¿Debería rechazar un alcoholímetro?

Si cree que su BAC está cerca del limite legal de .08 (.04 si conduce un vehículo comercial), después de tomar unos tragos, bajar el alcoholímetro puede ser su mejor opción. Eso es porque someterse a la prueba les da a las autoridades evidencia clara de que estaba conduciendo bajo los efectos del alcohol. Cuando un juez escucha su caso, hay poco margen legal con esta evidencia.

Rechazar una prueba de alcoholemia es parte de su derecho de la Quinta Enmienda a permanecer en silencio. Esto incluye negarse a divulgar información incriminatoria, ya sea verbalmente o por escrito, así como negar un registro de su vehículo o negarse a una prueba de sobriedad.

Aun así, corre el riesgo de que le revoquen su licencia de conducir de Arizona, ya sea que se someta a la prueba de sobriedad o no. Los fiscales utilizan con frecuencia evidencia de su negativa a llevar el BAC a la corte y dicen que es evidencia de culpabilidad. Si ha rechazado una prueba de BAC dos o más veces en el pasado, podría enfrentar más tiempo en la cárcel y multas más altas.

¿Qué sucede si rechaza un alcoholímetro?

Algunos estados tienen regulaciones específicas para rechazar un alcoholímetro (que puede resultar en una multa menor) versus rechazar una prueba de sangre, orina o aliento en una estación de policía u hospital (lo que puede resultar en consecuencias más serias).

Incluso si aún no está arrestado, rechazar una prueba de aliento generalmente no es una buena idea porque los fiscales usan otras pruebas de la escena para enjuiciar un posible caso de DUI / DWI. Las observaciones de los oficiales, el testimonio de testigos o los resultados de una prueba de sobriedad de campo son relevantes.

Sanción por negarse a realizar una prueba de aliento

Si rechaza una prueba de alcohol en sangre, enfrenta consecuencias inmediatas. Después de su arresto, la policía le leyó una "Advertencia de consentimiento implícito". Discute las consecuencias de rechazar esta prueba en Arizona. Las consecuencias negativas se vuelven muy reales, muy pronto, después de escuchar la advertencia y negarse a aceptarla.

La suspensión de sus privilegios de conducir es una de las consecuencias más comunes de rechazar un alcoholímetro. Los conductores que se nieguen a someterse a una prueba de alcohol en sangre, una prueba de orina o una prueba de alcoholemia se enfrentan a una suspensión de la licencia de un año. Si ocurre una segunda o subsiguiente denegación de la prueba dentro de los 7 años, ocurre una suspensión de la licencia de dos años.

Después de instalar un dispositivo de bloqueo de encendido (IID), el conductor suspendido puede ser elegible para una licencia limitada. Esto solo es posible si no hubo lesiones o muertes como resultado del incidente reclamado. Este IID permite al titular conducir con restricciones mientras su licencia está suspendida.

El enjuiciamiento penal es otra posibilidad. Un conductor que se niega a someterse a una prueba de aliento después de dos negativas anteriores, o que causa una muerte o una lesión física sustancial, enfrenta cargos penales. En un caso de DUI / DWI, el fiscal puede argumentar ante el jurado que el automovilista se negó a tomar la prueba porque estaba incapacitado, lo que lleva a un posible veredicto de culpabilidad. Si es declarado culpable, el automovilista también enfrenta un mínimo de $1,250 en multas y una sentencia de diez días en la cárcel por el primer delito menor. Sin embargo, estas sanciones son mucho más severas si el BAC del acusado fue de 0.15% o más.

¿Puede rechazar una prueba de sobriedad de campo?

Las tres pruebas de sobriedad de campo más populares utilizadas por las fuerzas del orden de Arizona son la Prueba de nistagmo de mirada horizontal, la Prueba de caminar y girar y la Prueba de soporte de una pierna. Sin embargo, estas pruebas no siempre son confiables. Sin beber ni consumir drogas, una persona puede fallar alguna o todas estas pruebas. Por ejemplo, una lesión previa en una pierna puede dejar a una persona inestable sobre una pierna. Además, la evaluación personal de un oficial no siempre es correcta.

Mucha gente rechaza una prueba de sobriedad de campo debido a esto. Además, aceptar uno proporciona más pruebas para el caso de la fiscalía en su contra. ¿Puede rechazar un alcoholímetro y pruebas de sobriedad de campo? Sí, un oficial no puede obligarlo a realizar estas pruebas. Así que rechace cortésmente esas pruebas si eso es lo que quiere.

Top Phoenix DUI Attorneys

los Abogados de Phoenix DUI at Ybarra Maldonado & Alagha Law Group are ready to help if you can refuse a breathalyzer test or are arrested and charged with a DUI. Our primary concern is keeping your driver’s license, insurance, and freedom while assisting you in avoiding legal issues. If someone has died as a result of the incident, you may need a abogado de homicidio vehicular. The Ybarra Maldonado & Alagha Law Group is open seven days a week, 24 hours a day. For a free consultation to discuss your case, please call 602-910-4040 o envíenos un correo electrónico a info@abogadoray.com.

Compartir esta publicacion

en_USEnglish